SOBRE EL AUTOR:
 
Antonio Morales Méndez nació en Agüimes en 1956. Terminados sus estudios de bachillerato en su Villa natal (primero con los Hnos. de La Salle y posteriormente en el IES “Joaquín Artiles”), se licenció en Geografía e Historia y se especializó en Historia del Arte en la Universidad de la Laguna.

Desde el año 1987 es alcalde de Agüimes por la independiente Agrupación de Electores Roque Aguayro. Ha sido consejero del Cabildo Insular de Gran Canaria y  presidente fundador de la Mancomunidad del Sureste. Durante su trayectoria política y de representación institucional, tanto en el ámbito local como en el de la Mancomunidad de municipios a la que pertenece desde 1990, su labor y la de su equipo se han visto reconocidas con diversos premios y distinciones por parte de organismos nacionales e internacionales (FEMP, ONU,  Gobierno canario, etc). En los últimos años se ha significado especialmente en la defensa de la implantación de las renovables en Canarias y forma parte de la Plataforma Por Un Nuevo Modelo Energético de Gran Canaria.

Ha publicado tres libros (“Reflexiones Compartidas”, “Nos Faltan Luces. Reflexiones sobre un nuevo modelo energético” y “Tiempos difíciles. Apuntes para repensar la democracia”) y numerosos artículos en distintos medios de comunicación y revistas especializadas.

 

      

LA TENTACIÓN DE UN ESTADO POLICÍA
Lunes, 15 de Diciembre de 2014

La tentación totalitaria ha sido recurrente en muchos momentos de la democracia española de después de la dictadura franquista. La utilización de las fuerzas policiales para entablar una guerra sucia contra el terrorismo, la Ley de Seguridad Ciudadana de 1992, más conocida como “Ley Corcuera” y también llamada “Ley de la patada en la puerta”, porque permitía la entrada en los domicilios sin orden judicial, o las embestidas desesperadas de la última etapa de Aznar, utilizando a la policía para acallar las voces que clamaban en la calle contra la guerra de Irak, son algunos ejemplos notorios de la perversa atracción que sienten la mayoría de los gobiernos españoles de utilizar a las fuerzas de orden público como elementos de control social.

 
LA GESTIÓN DE LA DESCONFIANZA
Martes, 09 de Diciembre de 2014

Ya casi no queda más que eso: gestionar la desconfianza de un país hacia sus partidos mayoritarios y muchas de sus instituciones más representativas. Zygmunt Bauman en su libro “Esto no es un diario”, editado por Paidós, habla del retroceso de la confianza y el florecimiento de la arrogancia y señala que Dominique Schnapper planteó como axioma que ni las prácticas de la vida económica ni la legitimidad de la política, “ni por consiguiente el orden social, por así llamarlo, pueden mantenerse sin un mínimo de confianza entre las personas y sin la confianza en las instituciones”. Desgraciadamente todas las encuestas y los barómetros que indagan en el grado de credibilidad que despiertan los políticos y los partidos políticos en España son rotundos a la hora de significar su cuestionamiento por parte de la ciudadanía. El recelo se ha apoderado de la sociedad civil, que se abraza desesperada a la búsqueda de alternativas. Quizás porque como manifiesta el sociólogo Carlos Guzmán Böckler, “la desconfianza es el último sentido de racionalidad que nos queda”.

 
LAS CLOACAS DEL ESTADO
Lunes, 01 de Diciembre de 2014

Hace veinte años, Vázquez Montalbán escribía en Interviú que “mientras el país ha dedicado mucha atención a la corrupción política-económica, no ha puesto el mismo empeño en enterarse de lo que se cocía en las calderas de Pedro Botero de las cloacas (…) Si el Estado puede convertirse en un delincuente a cuenta de sus supuestos secretos necesarios ¿qué ética se le puede pedir a la sociedad civil y a los individuos bien llamados súbditos?” Se trata de un texto de 1994, pero si no nos faltara el gran escritor desde hace once años, bien podríamos decir que lo había escrito en estos días. No se ha avanzado mucho en sustentar los valores democráticos desde aquel entonces, desde luego.

 
MÁS FULLERÍAS DE ALTO VOLTAJE
Lunes, 24 de Noviembre de 2014

Durante los últimos días he estado insistiendo en trasladar a la ciudadanía las más recientes y graves fullerías del lobbie eléctrico y de sus cómplices de la política. He ido describiendo la operación de descapitalización de treinta y dos mil millones de euros de Endesa a favor de su matriz italiana Enel, el negociete redondo de Florentino Pérez (ACS) que se embolsa una cantidad multimillonaria a costa de los ciudadanos por el proyecto fracasado del cementerio de gas Castor, las relaciones solapadas del PP, Montoro y Red Eléctrica y las investigaciones de la CNMC sobre incrementos de tarifas fraudulentos por parte de las eléctricas. Pero esto no para aquí.

 
Copyright © 2013. Todos los derechos reservados.
 RSS