SOBRE EL AUTOR:
 
Antonio Morales Méndez nació en Agüimes en 1956. Terminados sus estudios de bachillerato en su Villa natal, se licenció en Geografía e Historia y se especializó en Historia del Arte en la Universidad de la Laguna.

Ha sido consejero del Cabildo Insular de Gran Canaria, presidente fundador de la Mancomunidad del Sureste y Alcalde de Agüimes desde 1987.

Ha publicado dos libros (“Reflexiones Compartidas” y “Nos Faltan Luces. Reflexiones sobre un nuevo modelo energético”) y numerosos artículos en distintos medios de comunicación y revistas especializadas.

 

      

ATRACO A LA SANIDAD PÚBLICA
Lunes, 21 de Julio de 2014

De nuevo la mentira como expresión nítida de la carencia de ética y de moralidad a la hora de ejercer la política. Como expresión del desprecio a la ciudadanía. De la arrogancia en el ejercicio del poder. El pasado fin de semana, sentado junto a su mentor José María Aznar y en la clausura del Campus FAES, el paradigma del neoliberalismo, Mariano Rajoy sacó pecho y manifestó que es falsa la afirmación de que su Gobierno ha hecho recortes en sanidad y en el Estado de bienestar. Para el presidente español “hay quién tiene afición a las malas noticias. Se ha intentado explicar que todos los recortes se han hecho a costa de la política social. La sanidad es más universal que antes, hoy ningún español queda fuera del sistema. No hay copago sanitario, hay copago farmacéutico, pero es que antes ya lo había…”.

 
DE ESPALDAS A LA CIUDADANÍA
Lunes, 14 de Julio de 2014

Podría enumerar un listado interminable de atentados crueles a la ciudadanía desde muchas de las instituciones democráticas que deberían ejercer de garantes de los derechos cívicos. El paro, la pobreza, la desigualdad, la quiebra de la justicia social y del Estado de bienestar son algunos de los efectos de la cesión de la soberanía del Estado a los poderes económicos. La ley de seguridad privada, la reforma de la administración de la Justicia, el ataque a la justicia universal, la agresión a las mujeres a través de la ley del aborto, la permisividad de los desahucios o la pobreza energética, son el fruto del control de las élites económicas y conservadoras sobre el Gobierno. El mayor sentido de la democracia es garantizar la distribución de los recursos y la riqueza. Para hacer posible la equidad y la igualdad y la mejora de las condiciones de vida de la población. Para evitar que los poderes públicos o privados quiebren la legitimidad y el derecho a la justicia. Como plantea Paolo Flores d’Arcais, en democracia la legalidad puede y debe ser “el poder de los sin poder”.

 
REGENERACIÓN Y CORRUPCIÓN
Lunes, 07 de Julio de 2014

Tras las últimas elecciones europeas, el bipartidismo español, noqueado por los resultados, se ha sometido a un lifting apresurado. Pretende, con un estiramiento de piel superficial, hacernos creer que promueve modificaciones profundas para la regeneración de la democracia. Pero todo suena a más de lo mismo. No hay catarsis, se trata de puro maquillaje. En pocas semanas se suceden, precipitadamente, la abdicación del rey, la dimisión de Rubalcaba y anuncios, por parte de Mariano Rajoy, de cambios y transformaciones económicas y sociales que no conducen a nada. Pronuncia en vano la palabra regeneración pervirtiéndola hasta el hastío. Provoca una agitación en la superficie pero los lodos siguen instalados en el fondo. Apuntala el estatus actual y nos intenta vender que esos cambios son la solución a los problemas que vivimos. Y nada más lejos de la realidad.

 
Copyright © 2013. Todos los derechos reservados.
 RSS