SOBRE EL AUTOR:
 
Antonio Morales Méndez nació en Agüimes en 1956. Terminados sus estudios de bachillerato en su Villa natal (primero con los Hnos. de La Salle y posteriormente en el IES “Joaquín Artiles”), se licenció en Geografía e Historia y se especializó en Historia del Arte en la Universidad de la Laguna.

Desde el año 1987 es alcalde de Agüimes por la independiente Agrupación de Electores Roque Aguayro. Ha sido consejero del Cabildo Insular de Gran Canaria y  presidente fundador de la Mancomunidad del Sureste. Durante su trayectoria política y de representación institucional, tanto en el ámbito local como en el de la Mancomunidad de municipios a la que pertenece desde 1990, su labor y la de su equipo se han visto reconocidas con diversos premios y distinciones por parte de organismos nacionales e internacionales (FEMP, ONU,  Gobierno canario, etc). En los últimos años se ha significado especialmente en la defensa de la implantación de las renovables en Canarias y forma parte de la Plataforma Por Un Nuevo Modelo Energético de Gran Canaria.

Ha publicado tres libros (“Reflexiones Compartidas”, “Nos Faltan Luces. Reflexiones sobre un nuevo modelo energético” y “Tiempos difíciles. Apuntes para repensar la democracia”) y numerosos artículos en distintos medios de comunicación y revistas especializadas.

 

      

BIEN PARA LA ECONOMÍA, MAL PARA LA GENTE
Lunes, 02 de Marzo de 2015

Con ocasión de la promoción de su último libro (La economía. Una historia muy personal. Los libros del lince), el catedrático de Estructura Económica Santiago Niño-Becerra declaró a El Confidencial que “la economía va a funcionar bien, pero a mucha gente le va a ir bastante mal”. Por las mismas fechas señaló en El Economista que “lo que ahora llamamos austeridad será nuestra forma de vida”. El panorama que plantea no es nada halagüeño. Para este experto, la ciudadanía mundial está abocada a vivir con menos renta, una mayor fragilidad laboral y menos prestaciones sociales. Nuestro futuro, como el presente, estará en manos de las grandes corporaciones, el FMI, el BCE y el Banco Mundial; los gobiernos electos, como estamos viendo cada día, tendrán cada vez una capacidad ejecutiva más limitada.

 
LA LIQUIDACIÓN DEL ESTADO
Lunes, 23 de Febrero de 2015

La privatización del 49% de la empresa pública Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) reafirma con nitidez la política de privatizaciones y de jibarización de los estados impuesta por la Troika, siguiendo los dictados de un neoliberalismo desbocado, porque el capitalismo no puede existir si no es desde el crecimiento continuo. Necesita siempre carnaza. Solo con el voto del PP, que utiliza su mayoría absoluta en contra del resto de las fuerzas parlamentarias para saquear el patrimonio de todos, se ha empezado a privatizar un ente estratégico para el país. Se pone en manos de grandes fondos de inversión del planeta, por 8.000 millones lo que vale 33.000, un patrimonio vital para la supervivencia de un Estado, condicionando su movilidad, su comercio, su industria turística…

 
APESTA A GAS
Lunes, 16 de Febrero de 2015

Cada cierto tiempo resucita el fantasma del gas. Se aparece y cada vez que lo hace va dejando un rastro de dinero importante a favor de los que andan en la pomada. Desde luego la operación les está saliendo redonda. Y apesta. Por ahora, y sin que se haya movido una piedra, los millones de euros vuelan. Vuelan y aterrizan en el bolsillo de unos pocos. Y nos señalan claramente de qué va la cosa. Y después nos llevamos la manos a la cabeza los que sabemos que, si se implantara en Canarias, las renovables terminarían definitivamente yéndose al garete. Pero ya está bien de ingenuidades y de utopías. Que el negocio es el negocio. Que el interés general y el bien común no pueden suponer un freno a las reglas del mercado.

 
LA PRIVATIZACIÓN DE EUROPA
Lunes, 09 de Febrero de 2015

Las últimas elecciones en Grecia se celebraron en medio de un atosigamiento feroz desde dentro y desde fuera del país. Las promesas de Syriza de defender la renegociación de la deuda y el alargamiento de los plazos para pagarla y el compromiso de luchar por una refundación democrática de la UE pusieron en marcha un vendaval de amenazas y miedos. Los griegos escuchaban cada día advertencias de que un voto veleidoso tendría como consecuencia su expulsión de Europa y la quiebra de los bancos, las familias y las empresas. Sería el infierno. La Troika se esmeraba un día sí y otro también en lanzar dardos envenenados y sesgados contra la posibilidad de un voto de izquierdas. Y para escenificar la realidad futura, las bolsas amagaban con caerse y las grandes fortunas sacaban el dinero a espuertas…

 
Copyright © 2013. Todos los derechos reservados.
 RSS